Opinarg

Los supervivientes de la cueva tailandesa salen del hospital tras el “milagroso” rescate


18 de julio de 2018

Todos ellos tienen fuerza mental y física para volver a la normalidad en casa

Los doce chicos y su entrenador que fueron rescatados tras pasar más de dos semanas atrapados en una cueva del norte de Tailandia han comenzado hoy a salir del hospital, informó epa, agencia participada por Efe.

El grupo llevaba internado en el hospital de Prachanukroh de Chiang Rai, capital de la provincia homónima, desde que fue rescatado en tandas entre el 8 y el 10 de julio.

Las autoridades tailandesas han preparado una conferencia de prensa de 45 minutos retransmitida por la televisión local. Los jóvenes describieron cómo fue el “milagroso” el momento en que los equipos de rescate les localizaron en la gruta.

Las autoridades tailandesas han preparado una conferencia de prensa

Ekkapol Chantawong, entrenador del equipo infantil, relató cómo llegaron al punto de quedar atrapados en la cueva. Además, detalló que durante esos nueve días estuvieron sin comer y bebiendo el agua que se filtraba por las paredes de la cueva.

Uno de los jóvenes reveló que habían avanzado “tres o cuatro metros” en busca de una salida de la gruta en los nueve días que transcurrieron antes de que los encontraran en una cavidad a cuatro kilómetros en el interior de la entrada de la cueva.

“Lo primero que les preguntamos a los submarinistas es cuánto tiempo teníamos que seguir en la cueva”, ha afirmado otro de los supervivientes.

Además de relatar cómo fue el momento en el que vieron por fin la luz, en otras intervenciones durante la rueda de prensa han confesado que no notaron el hambre los primeros días, pero pasadas dos jornadas empezaron a sentirse cansados y débiles.

Ellos mismos cavaron en busca de una salida

Buzos británicos fueron los primeros en encontrar al grupo en una cavidad a cuatro kilómetros en el interior de la entrada de la cueva, nueve días después de su desaparición el 23 de junio.

Los equipos de búsqueda y rescate, que llegaron a formar más de mil personas, los sedaron y transportaron en camillas y bajo el agua en los tramos inundados hasta la bocana de salida de la caverna.

Los equipos de rescate sedaron a los jóvenes

Tras recuperarse poco a poco de lo sucedido, el Gobierno ha recomendado al grupo que vuelva a su vida normal y que evite convertirse en el centro de los medios de comunicación.

Los 12 chicos, de entre 11 y 16 años, y el entrenador, de 26, entraron en la cueva durante una excursión y quedaron atrapados hasta que entre el 8 y el 10 de julio los equipos de rescate les llevaron por fases hasta la bocana de salida de la caverna. 

Los niños, en buen estado de salud

Los trece supervivientes han recuperado la suficiente fuerza mental y física para regresar a sus casas y llevar una vida normal. 

Así lo indicaron sicólogos tailandeses que les trataron en el hospital en la primera rueda de prensa ofrecida por el grupo tras ser dado de alta poco antes de ese centro hospitalario.

Compartir esta nota en